miércoles, 29 de junio de 2011

La desesperación de una empresa minera *

El Presidente Mauricio Funes condenó ayer el asesinato del ambientalista Juan Francisco Durán Ayala, y reiteró que su gobierno no permitirá ningún proyecto minero.

Las oportunas declaraciones del Presidente Funes suceden en un contexto de conmoción del movimiento social provocado por el asesinato de Durán Ayala y en el marco de fuertes críticas de las organizaciones ambientalistas por la realización de una Evaluación Ambiental Estratégica sobre el Sector Minero.

Sobre el asesinato del joven ambientalista, las organizaciones sociales señalan la falta de investigaciones efectivas, y sobre la evaluación ambiental han señalado un presunto intento gubernamental de justificar eventuales proyectos mineros.

Sin embargo, Funes ratificó ayer su decisión de no permitir la minería metálica. “Yo no voy a permitir ningún proyecto de explotación minera, eso lo he dicho, es la posición oficial”, reiteró.

En un comunicado, la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia, afirma que Funes ha dado instrucciones claras al ministro de Economía de no autorizar ningún proyecto minero.

Según dicho comunicado, el Presidente está convencido de que, aun cuando la minería generara algunos empleos y recursos financieros al Estado, el costo ambiental y los daños a la salud son mucho mayores.

“Yo no voy a poner en riesgo la salud de la población a cambio de algunos ingresos adicionales que podemos recibir”, dijo Funes, según el comunicado.

Sobre la desaparición y asesinato del ambientalista Durán Ayala, el Presidente expresó que pondrá toda la voluntad y capacidad investigativa de la Policía Nacional Civil para dar con los responsables de ese crimen.

Al mismo tiempo, Funes ofreció mayor seguridad al movimiento ambientalista, “porque su lucha y sus demandas son justas”.

Esperemos, entonces, que estas declaraciones presidenciales se traduzcan en un trabajo de investigación policial más eficaz y que presionen a la Fiscalía General de la República a hacer lo suyo también.