lunes, 21 de julio de 2014

Noticia publicada en Diario Co Latino

Minería: la amenaza latente en Chalatenango

Minería: la amenaza latente en Chalatenango

@GloriaCoLatino
María Juventina Ramírez ha vivido toda su vida en el municipio de San José Las Flores, Chalatenango, donde serpentean los ríos Sumpul y Lempa. “Estamos preocupados de quedarnos sin agua, y la minería podría acabar con ella, eso significa que vamos a luchar por defenderla”, dijo.
La preocupación de la comunidad ha llevado a sus pobladores a proponer una “consulta ciudadana”, que les permita decidir la viabilidad de una ordenanza municipal que prohíba de manera definitiva la minería en su territorio.
“Estamos trabajando en llevar una consulta popular, para crear una
ordenanza que prohíba la exploración y explotación minera dentro de nuestro municipio y esperamos motivar a otros, como Las Vueltas, que aunque ahí  sería más vecinal, queremos darle fortaleza al Concejo Municipal, porque tendría el apoyo de la población para su validez. Nos vamos a defender”, reiteró.
La Asociación para la Cooperación y el Desarrollo de El Salvador (CORDES), la Asociación de Comunidades para el Desarrollo de Chalatenango (CCR) y la Asociación para el Desarrollo de El Salvador (CRIPDES), aglutinadas en la Mesa Nacional frente a la Minería (MNFM), realizaron el diplomado “Los impactos sociales y ambientales de la minería  y la importancia  de declarar Territorios Libres de Minería en El Salvador”.
Ramírez agregó que existe presencia de la exploración minera en los cerros de San José Las Flores, Nueva Trinidad, San Isidro y Nombre de Jesús, que colinda con el departamento de Cabañas.
“Todo esto nos preocupa por la explotación minera, la empresa Martinique, de Canadá, es la que comenzó todo esto, pero ya vendió y ahora ha llegado otra, afectando la propiedad de algunos pobladores y a otros los convencen de vender sus terrenos y toda la población queda vulnerable”, afirmó.
La propuesta de una consulta popular para una ordenanza que prohíba la extracción minera, tuvo lecturas diferentes entre los ediles de Chalatenango, José Rigoberto Mejía, y de San José Las Flores,  José Felipe Tobar.
Mejía reconoció que eran importante discutir las temáticas del agua y la minería, pero era necesario “despolitizar” cualquier debate que implique decretar nuevas leyes, como gobierno municipal.
“Sabemos que el recurso hídrico es más precario, así como el de la minería, que son temas complicados para nosotros, pero la iniciativa debería ser del gobierno central. A la consulta ciudadana prefiero no ponerle nombre, porque sería un tema político, pero creo en los cabildos y participación democrática, pero este tema debe ser tratado como tema de país”, señaló.
Mientras, José Felipe Tobar reconoció que la iniciativa de una consulta popular para generar una ordenanza municipal está vinculado a la apertura de las autoridades locales y sus pobladores.
“Estoy muy orgulloso  y entusiasmado con este proceso de los pobladores y hemos encontrado eco también, en la Mesa Nacional frente a la Minería, con talleres de orientación para realizar el proceso de consulta; como gobierno estamos dispuestos a escuchar y la consulta será en septiembre próximo, queremos que la gente se exprese y trabajemos juntos contra cualquier amenaza de minería metálica”, afirmó.
Asimismo, endosó su confianza en la palabra del Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, que ha dado muestras de construir un país en donde predomine el respeto a la vida  y seguridad de la población.
“Sabemos también que los diputados y diputadas de la Asamblea Legislativa, nos apoyarán para conseguir una ley contra la minería, pero, por ahora vamos a hacerlo desde el municipio como garantía para que las empresas mineras que son una amenaza latente y peligrosa, no podemos dejar sin protección a la gente y nuestro territorio”, manifestó.
Similar discurso presentó la diputada por el partido FMLN, Audelia Guadalupe López, quien preside la Comisión Agropecuaria en la Asamblea Legislativa, quien opinó que se debe modificar la ley actual de minería, para iniciar un proceso de protección ambiental y pobladores.
“Nosotros creemos (como partido) que es lo correcto prohibir la exploración y explotación minera es lo conveniente para la seguridad de la población salvadoreña y conservar los pocos recursos (naturales) que nos quedan, sino estaríamos exponiéndonos a una mayor contaminación del agua y el aire que muchas veces, lo olvidamos y es una de las fuentes más contaminadas con la explotación minera”, opinó.
Asimismo, felicitó la iniciativa de los pobladores de San José de las Flores de eliminar la posibilidad de la exploración o explotación de la minería metálica, a partir de la territorialidad del país, que
llega solo a los 20 mil kilómetros cuadrados.
“Si tuviéramos una explotación minera de la magnitud que se desarrollan ahora, tendríamos en poco tiempo al país en una crísis ; por eso, creemos que es la mejor forma prohibirla, aunque ahora, hay una especie de congelamiento para estas actividades que realizó el expresidente Mauricio Funes, que nos está dando tiempo para una mejor normativa”, puntualizó.