viernes, 8 de junio de 2012

Mesa Nacional frente a la Minería Metálica llama a cerrar filas contra las corporaciones mineras

La Mesa Nacional frente a la Minería Metálica, en el marco de la XII Caminata Ecológica presentaron diferentes cartas a autoridades del Gobierno salvadoreño para exigir acciones que cierren los espacios a la posibilidad de que se active la minería metálica en el país. Las demandas giran en torno a no firmar acuerdos comerciales con la Unión Europea y Canadá, por considerarlos acuerdos que van tras los recursos naturales y los medios de vida de la población salvadoreña. Además, se solicitó la discusión, aprobación y ratificación de una nueva Ley de Minería que PROHÍBA expresamente dicha industria extractiva. 


A continuación las correspondencias al Ministro de Economía y a la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa. 

CARTA PÚBLICA AL MINISTERIO DE ECONOMÍA

Lic. Armando Flores
Ministro de Economía.
Presente.

Estimada Sr. Ministro:

Seguimos viendo con preocupación la ambigua postura sobre la minería metálica adoptada por la cartera que usted dirige, la cual plantea que el Ejecutivo aún no tiene postura a favor o en contra de la explotación minera y que ésta dependerá de los resultados de una Evaluación Ambiental Estratégica. La Evaluación finalizo el año pasado y aún no han sido hecho público los resultados de la misma, faltando así al compromiso  asumido por  la cartera que usted preside y la empresa consultora TAU, al inicio de la misma.

El silencio respecto a los resultados de la EAE  contradice la postura del Presidente Mauricio Funes, quien en reiteradas ocasiones ha asegurado que su gobierno tiene la decisión de no permitir ningún proyecto de explotación de metales. El mandatario, incluso, un año después de asumir la presidencia afirmó que apoyaría una Ley que prohíba en forma definitiva la minería de metales, y prometió sancionarla si ésta es aprobada por la Asamblea Legislativa.

Frente a dicha postura clara y contundente, nos sorprende la posición del Ministerio de Economía (MINEC). El MINEC, consecuente con la postura de Casa Presidencial, más bien debería tomar la iniciativa de ley y pedir a la Asamblea Legislativa aprobar la Ley que el Presidente Funes respalda y no estar promoviendo una moratoria, la cual no resuelve en nada el problema de la destrucción y contaminación que produce la minería metálica, así como tampoco evita el brote de conflictos sociales en territorios donde se instalan las compañías mineras.

El MINEC debe saber que mientras no se apruebe una Ley prohibitiva de la minería, el país puede seguir siendo demandado por empresas mineras que podrían ampararse a la Ley de Inversiones si sus solicitudes siguen siendo denegadas. Es decir, a los actuales arbitrajes  de Pacific Rim y Commerce Group en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias sobre Inversiones (CIADI), pueden seguir muchos otros arbitrajes contra el Estado salvadoreño, el cual tendrá que seguir invirtiendo cuantiosas sumas de dinero para pagar las firmas de abogados que defiendan al país de dicha demandas. Basándonos en el fallo que hiciera el CIADI el pasado 1 de junio sobre la demanda de Pacific Rim, vemos que la única razón por la que se ha desestimado parcialmente los alegatos de la empresa minera es porque ésta no es estadounidense y no forma parte del CIADI. Y no debemos olvidar que existen numerosas compañías mineras procedentes de Estados Unidos y de otros países con intenciones de extraer el oro y la plata de nuestro subsuelo a las que no podrá negárseles permisos sin que esto conlleve un proceso de arbitraje. Además, el Gobierno de Mauricio Funes firmará este mes un Tratado de Libre Comercio con Canadá, que también contiene los artículos que permiten a las empresas demandar a los Estados cuando se sienten vulneradas en sus derechos de inversión.


Por tanto, Sr. Ministro, este día demandamos de usted lo siguiente:

1.    Que tome la iniciativa de ley como ministerio y pida a la Asamblea Legislativa aprobar una Ley que prohíba en forma definitiva la exploración y explotación minera en el país.
2.      No firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.
3.     No firmar el Tratado de Libre Comercio con Canadá. (CA4)


San Salvador, 7 de junio de 2012


PIEZA DE CORRESPONDENCIA A LA COMISIÓN DE MEDIO AMBIENTE Y CAMBIO CLIMÁTICO DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA 
 
  
Señoras y señores:
SECRETARIAS Y SECRETARIOS
JUNTA DIRECTIVA
ASAMBLEA LEGISLATIVA
Presente. -
 
Los abajo firmantes, en representación de las comunidades y organizaciones ciudadanas que conforman la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica en El Salvador, haciendo uso del derecho que la Constitución de la República nos otorga para exigir nuestros derechos  ante la Honorable Asamblea Legislativa, y en el marco de la celebración del día mundial del medio ambiente, a ustedes  respetuosamente EXPONEMOS:

Que la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica de El Salvador, el día 7 de diciembre de 2006, presentamos a esta Honorable Asamblea Legislativa, una pieza de correspondencia donde pedimos que se prohíba la minería metálica en nuestro país a través de la aprobación de una nueva ley. Nuestra principal preocupación se fundamenta en la alta vulnerabilidad en la que se encuentra nuestro país, la cual ha quedado  demostrada a través de la ocurrencia de varios fenómenos socio naturales que han causado graves estragos a la población; así como la situación de riesgo a la que se expone a la población salvadoreña, debido a la grave contaminación ambiental que la minería metálica causaría a las comunidades de la zona norte del país al ser aprobada y  los irreparable daños que causaría la contaminación con metales pesados al Río Lempa y otros afluentes importantes del país, afectando la salud, las actividades domésticas, turísticas y productivas de más de cuatro millones de personas que dependemos de las referidas cuencas.

2° Como hemos demostrado técnica y científicamente en muchas ocasiones con más de treinta estudios, la minería metálica no traería beneficios sustanciales al país. Por el contrario, las empresas mineras transnacionales han mentido a la población salvadoreña con campañas engañosas prometiendo empleos que no son sostenibles, negando irresponsablemente el impacto que causarán al medio ambiente e inventando beneficios sociales y económicos imposibles para las comunidades. Su único interés es asegurar la explotación de minerales como oro y plata, mediante la utilización de cianuro y otros elementos químicos que contaminan el agua, el aire, el suelo y la biodiversidad y la cadena alimenticia  provocando serios daños irreversibles al medio ambiente y a los seres humanos.

Que las empresas mineras en lo único que han contribuido al país es en la generación de gastos por costas procesales en la defensa del estado por las demandas interpuestas ante el CIADI. Empresas transnacionales como Pacific Rim y Commerce Group pretenden obligar al Estado para que pague millonarias sumas de dinero por negarles los permisos de explotación minera de oro y plata. Demandaron al país ante el Centro Internacional de Arreglo relativos a las Inversiones –CIADI- aún a sabiendas que no tenían jurisdicción para hacerlo según las reglas del CAFTA. Esto ha quedado demostrado en la reciente resolución dada por el Tribunal Arbitral, quien declaró que Pacific Rim no tenía jurisdicción  para demandar al estado salvadoreño, quedando de manifiesto una vez más, que estas empresas transnacionales lo único que les importa es el lucro, sin importarles los daños que ocasionan a las personas y a los estados, teniendo que pagar estos últimos, cuantiosas sumas de dinero por su defensa.

Que la prohibición de la minería en nuestro país es oportuna en tanto que revertiría la actual ley de minería permisiva de los proyectos mineros y la sustituiría por una normativa que prohíba dicha actividad, evitando que el Estado enfrente  nuevas demandas similares a las de Pacific Rim y Commerce Group. Con la reciente resolución dada por el CIADI, se corre el peligro que nuevas empresas mineras utilicen el mecanismo que el tribunal ha dejado abierto para demandar al país. Por otro lado, si se prohíbe la explotación minera, esto daría mayor solvencia moral a El Salvador para exigir a Guatemala suspender la mina Cerro Blanco, la cual contaminará inevitablemente el Lago de Guija y el Río Lempa. Finalmente, una Ley que prohíba la minería metálica, obligaría a las empresas mineras a retirarse del país, acabando así con el factor de conflictividad y asesinatos en las comunidades amenazadas por la minería metálica.

Que en nuestra Constitución de la República se establece que “El Salvador es un Estado soberano. La soberanía reside en el pueblo”, que “El Salvador reconoce a la persona humana como el origen y el fin de la actividad del Estado”, y que “Es deber del Estado proteger los recursos naturales, así como la diversidad e integridad del medio ambiente, para garantizar el desarrollo sostenible” de nuestro país.

Por todo lo antes expuesto, a  ustedes atentamente SOLICITAMOS:

Que la comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático inicie a la brevedad posible la discusión del proyecto de Ley  de Minería presentado por La Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica en diciembre de 2006, se emita dictamen favorable y sea elevado al pleno para que se apruebe dicha normativa. Así prohibiremos en forma definitiva la exploración y explotación de la minería metálica en el territorio salvadoreño, y garantizaremos la vida de las presentes y futuras generaciones de nuestro país.