lunes, 30 de enero de 2012

Pueblos Indígenas en Wisconsin Llevan una Bandera de Lucha contra la Minería


Actualmente, una empresa minera de Wisconsin está intentando demandar al gobierno de El Salvador por $100 millones, después de que el gobierno revocó sus permisos de explotación cuando la comunidad donde está ubicada la mina, San Sebastian, presentó evidencia de una fuerte contaminación del medioambiente como resultado del proceso de minería. 

WI Protest 5.jpg
Wisconsin, EEUU. Protesta contra explotación minera de la empresa estadounidense Gogebic Taconite 
La lucha contra la minería se está intensificando en el estado de Wisconsin,EEUU.  El jueves 26 de enero, la cámara de representantes estatal de Wisconsin (dominado por miembros del partido de derecha Republicana) aprobó una ley que facilitaría el proceso de otorgar permisos para minería de hierro en el estado.  La propuesta de ley se llama AB 426, y ahora pasa al senado estatal para un segundo voto (toda propuesta de ley en los EEUU tiene que ser aprobado por la Cámara de Representantes y después el Senado, sea al nivel de estado o al nivel nacional). 

Actualmente, las compañías mineras están planteando dos tipos de extracción minera en Wisconsin:  minería de arena, la cual se ocupa para el proceso de producción de gas natural, y minería de hierro.   Gogebic Taconite, una compañía minera estadounidense, está buscando abrir una mina de hierro en el norte de Wisconsin que valdría $12 mil millones.  El proyecto contempla una mina a cielo abierto que rodearía 35.4 kilómetros. 

La mina amenaza contaminar la Cuenca del Bad River, que es la principal fuente de agua para la cuidad cercana deAshland y los cultivos de arroz nativo del pueblo indígena Ojibwe del Bad River.  En los EEUU, la tierra de una tribu de un pueblo indígena se considera como una nación soberana, y existen acuerdos entre la el gobierno de los EEUU y las naciones indígenas soberanas.  Uno de los acuerdos con la nación de los Ojibwe  establece que no se permite la contaminación de los recursos naturales, y al abrir este proyecto minero, el acuerdo está en peligro de romperse, lo cual está contemplado como “acto de guerra.”  

Mientras los legisladores debatieron la propuesta de ley, los pueblos indígenas, algunos que habían viajado más de 400 km para participar, junto con otras organizaciones e individuos preocupados por la minería, organizaron una “Audienciadel Pueblo” donde escucharon testimonio sobre los posibles impactos de la minería en su estado y sobre la oposición del pueblo a estos proyectos.  En una conferencia de prensa el Presidente Tribal Mike Wiggains, Jr, dijo “Esta propuesta de ley representa los intereses de las empresas más que los derechos de los ciudadanos y más que los intereses de tener agua y aire limpios.”

Durante la “Audiencia del Pueblo,” también, se dio lectura a un saludo mandado por Kenia Ortez en nombre de la comunidad de San Sebastian en Santa Rosa de Lima, La Unión, El Salvador.  Hay un vínculo fuerte entre Wisconsin y El Salvador en términos de minería.  Actualmente, una empresa minera de Wisconsin está intentando demandar al gobierno de El Salvador por $100 millones, después de que el gobierno revocó sus permisos de explotación cuando la comunidad donde está ubicada la mina, San Sebastian, presentó evidencia de una fuerte contaminación del medioambiente como resultado del proceso de minería.  En su saludo, Ortez dijo “Solo queremos decirles que no quisiéramos que ninguna comunidad,  ningún pueblo, sufra lo que nosotros estamos sufriendo por la explotación de la minería.”


Los pueblos indígenas de Wisconsin tienen una larga trayectoria de lucha contra la minería.  El pueblo Ojibwe luchó por décadas, y finalmente ganó en 2003, contra empresas que buscaron construir una mina de cobre y zinc.   Al final, gastaron $16.5 millones y compraron el sitio de la minería de la empresa Nicolet Minerals Inc.

Aun con su historia de lucha, la reacción a las actividades que han organizado de parte del gobierno estatal y la policía les ha sorprendido.  Durante la “Audiencia del Pueblo” uno de los activistas fue detenido por “crear disturbios” al tocar un tambor indígena.   Recientemente, el gobierno estatal ha cambiado las regulaciones sobre actividades de protesta. “Hemos perdido más libertades en este país en los últimos cuatro décadas que durante toda la historia de los Estados Unidos, especialmente con respeto a las primera y cuarta enmiendas.  Fíjense en la Ley Patriota,” denunció Joe Rose, líder del Bad River Band. 
Para más información en inglés sobre las protestas, visita aquíaquí y aquí

Saludo de Kenia Ortez en nombre de la comunidad de San Sebastian, Santa Rosa de Lima, La Unión

Queridos amigos de Wisconsin
Reciban un cordial saludo de solidaridad, de parte de la comunidad San Sebastián de Santa Rosa de Lima, El Salvador.

Queremos solidarizarnos  con el pueblo de Wisconsin en su lucha contra la mína,  ya que no es una lucha individual, sino colectiva, una lucha de países que debemos estar siempre alerta y en una lucha constante a estas empresas mineras, que solo causan daño y destrucción a las comunidades o pueblos,  nosotros hablamos de estos daños y destrucciones porque los hemos vivido en carne propia, hemos vivido y estamos viviendo las consecuencias de la explotación de una mina.

Nos comentan que ustedes tendrán una audiencia el miércoles en el capitolio estatal
Solo queremos decirles que no quisiéramos que ninguna comunidad,  ningún pueblo sufra lo que nosotros estamos sufriendo por la explotación de la minería.

Así que adelante con su lucha

Comunidad de San Sebastián
24 de enero de 2012