miércoles, 7 de abril de 2010

¿Desarrollo o amenaza?*

Empresas Mineras en Mesoamérica: ¿Desarrollo Sostenible o Amenaza a la Soberanía?”, es el título de un foro internacional sobre demandas de empresas extractivas canadienses y estadounidenses contra los Estados de la región, sobre todo México y Centroamérica.

El evento contará con la participación de destacados expertos en arbitrajes internacionales, ambientalistas mesoamericanos y funcionarios estatales salvadoreños.

Entre los invitados que aún no confirman su presencia está el Presidente Mauricio Funes (o un delegado suyo) y la embajadora de Canadá.

El propósito de la actividad es plantear las implicaciones económicas y soberanas de las demandas de compañías mineras contra los gobiernos mesoamericanos, especialmente de Pacific Rim contra El Salvador en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias sobre Inversiones (CIADI).

Las principales ponencias estarán a cargo de Marcos Orellana, del Center for International Environmental Law (CIEL), de Washington; Jamie Kneen, del canadiense Mining Watch; Alejandro Villamar, de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA); Manuel Pérez Rocha, del estadounidense Institute for Policy Studies (IPS); Yuri Melini, del Centro Legal, Ambiental y Social de Guatemala (CALAS), entre otros.

Particular interés genera la posible participación del Presidente Funes o la persona que le represente, ya que hasta ahora el jefe del Ejecutivo ha evitado referirse públicamente a la demanda de Pacific Rim, incluso dijo desconocer el caso cuando un ciudadano le preguntó en una entrevista televisiva.
Es de recordar también que –sobre la necesidad de impedir la explotación minera– el Presidente se niega a impulsar en el Parlamento una legislación que concrete en forma definitiva dicha prohibición, a pesar de su reiterada promesa de no permitir esos nocivos proyectos.

Sin embargo, en sus últimas declaraciones sobre este problema (durante el inicio del año escolar en Sensuntepeque, Cabañas) Funes aseguró que si el Congreso aprueba una ley prohibitiva de la minería, él la sancionaría; pero los diputados no se atreven todavía a probar la voluntad política presidencial.

La postura de la embajada canadiense también despierta suspicacia, pues es sabido que esta sede diplomática cabildea a favor de Pacific Rim; además, porque el gobierno de Canadá impulsa un Tratado de Libre Comercio con Centroamérica, el cual podría beneficiar a las compañías extractivas de ese país instaladas en la región.

Al evento han sido invitados tomadores de decisiones (legisladores, alcaldes, ministros, secretarios presidenciales y titulares de autónomas) y líderes de opinión (representantes empresariales, de universidades, gremios profesionales, de medios de comunicación, religiosos y de la sociedad civil.

Usted, amiga y amigo lector, es también invitado especial; su participación es necesaria el próximo miércoles 14 de abril, de 8:30 a.m. a 12 m., en el Hotel Real Intercontinental de San Salvador.



*Equipo de comunicaciones de la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica.