martes, 13 de marzo de 2012

El sueño de los (in)justos

La propuesta de Ley que la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica presentó en 2007 a la Asamblea Legislativa y que busca prohibir dicha industria extractiva en El Salvador, duerme desde 2007 el sueño de los justos. 


Esa es una de las conclusiones obtenidas del foro "La Prohibición de la Minería Metálica: Una decisión estratégica" realizado el pasado 5 de marzo en la capital salvadoreña donde se comprobó que la mayoría de los partidos políticos en El Salvador, están lejos de considerar en serio la prohibición de la minería metálica en el país. A pesar de que los parlamentarios tienen, en la Asamblea Legislativa, dos propuestas de Ley que abogan por la prohibición, la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático no ha reunido nunca los votos para que se lleve a votación al pleno legislativo. 



Por otro lado, el hecho de que el foro fuera convocado por diferentes instancias de la sociedad civil como la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), la Asociación de Radios y Programas Participativos (ARPAS) y la Mesa Nacional frente a la Minería, es muestra inequívoca del amplio acuerdo que existe respecto a la inviabilidad de la extracción de metales en suelo salvadoreño. Además, es una muestra de que más sectores sociales están uniendo esfuerzos y conciencias ante la urgencia de tener leyes que defiendan la vida y los derechos fundamentales vinculados a la gestión sustentable del agua y del medio ambiente. Y esto pasa, en definitiva, por cerrar filas a la minería metálica y prohibirla a través de una Ley. 
Sin embargo y no obstante la diversidad y amplitud de intereses y voluntades que rechazan la minería metálica en El Salvador, los partidos políticos en la Asamblea Legislativa siguen sin intenciones de complementar los 34 votos que el partido oficial Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ha ofrecido para prohibir, con mayoría simple, la minería metálica antes de que asuma funciones la nueva legislatura.
Algunos candidatos a diputados, como los representantes de los partidos Concertación Nacional (CN) y el Partido Nacional Liberal (PNL), ofrecieron discursos orientados a la formulación de políticas y leyes generales para una gestión ambiental "sustentable" y "democrática", pero no abordaron explícitamente la prohibición de la minería metálica.  Y esto, insistimos, es incompatible. Darle cabida a la minería metálica en la legislación salvadoreña es ir en contra de la realidad política, institucional y tecnológica de este país. Pensar en "condiciones ideales" para implementar la minería metálica es hacer caso omiso de las enormes debilidades del Estado salvadoreño en las áreas que mencionamos y además es negar la enorme fragilidad socioambiental del país. Y tales fueron los casos de los candidatos de los partidos CN y PNL. El único partido que anunció taxativamente la prohibición de dicha actividad extractiva fue el FMLN.

Otra conclusión extraída del foro fue es que el silencio sigue siendo cómplice de los intereses de los que promueven irresponsablemente la minería metálica. Los partidos de derecha ARENA, GANA, PES y otros como el CD, no asistieron al evento, dejando claro, con su silencio, que son fuerzas políticas que privilegian los intereses comerciales de grandes empresas antes que el bienestar la población salvadoreña. Con su silencio, estos partidos, dejan claro que no están dispuestos a debatir, y mucho menos a legislar en base a razones científicas que en el caso de la minería metálica ya probaron la incompatibilidad de esta industria con el goce de derechos fundamentales.


Continúan presentes en la Asamblea Legislativa, argumentos absurdos y totalmente antiéticos como los del ex diputado Orlando Arévalo, quien asegura que la minería metálica se limita a ser un tema “polémico” sobre el que no hay verdades absolutas. Como si no existieran en Centroamérica y en otros países de Latinoamérica suficientes pruebas de envenenamiento, contaminación, destrucción de tejidos sociales, de paisajes y de culturas por la minería metálica.


No nos sorprende, pues, que personas de tan dudosa ética hayan sido los que promovieron en años anteriores, y en nombre de partidos como el PCN, leyes a favor de las grandes transnacionales mineras que incluso tienen hoy demandado a El Salvador en tribunales internacionales por más de 200 millones de dólares por no permitirles explotar los minerales.


Como Mesa Nacional frente a la Minería Metálica aseguramos que existe una verdad indiscutible: La extracción de metales del subsuelo salvadoreño es completamente inviable y mientras no existan en la Asamblea Legislativa partidos políticos y diputados/as que asuman verdaderos compromisos por la sustentabilidad y el bienestar del país, la protección real del agua y la vida serán solo fútiles y electoreras propuestas políticas.

La sociedad salvadoreña debe exigir con más fuerza la prohibición de la minería metálica, debe exigir que se desentrampe las propuestas existentes en la Asamblea y específicamente en la Comisión de Medioambiente y Cambio Climático. De lo contrario, el camino certero hacia la verdadera sustentabilidad en El Salvador, seguirá durmiendo el injustificable sueño de los (in)justos. 

Visite nuestro canal en Youtube para observar los videos del foro.