miércoles, 31 de agosto de 2011

La prohibición de la minería metálica es necesaria para una Política Nacional de Medioambiente integral

Conferencia de Prensa de miembros de la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica durante el Foro Nacional.

La Mesa Nacional frente a la Minería Metálica, ante los anuncios por parte de las autoridades del Ministerio de Medioambiente sobre la culminación del proceso de Evaluación Ambiental Estratégica y ante el avance de la construcción de la Política Nacional de Medioambiente manifiesta que:

-La realización de una Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) que ha impulsado el Ministerio de Economía en conjunto con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales fue anunciada en el último trimestre de 2010. Los resultados, habían dicho, estarían suficientemente avanzados y podrían presentarse en diciembre de ese año. Sin embargo, a casi un año del lanzamiento de la EAE, aún se desconocen los frutos de ese proceso.

-A mediados de este año, la empresa consultora encargada de realizar la EAE inició una serie de reuniones con diferentes sectores interesados en prohibir o permitir la minería metálica. Esta actividad, en lugar de dinamizar la Evaluación y aplacar las dudas sobre la idoneidad de la misma, solo ha sembrado más dudas sobre el tipo de insumos que se tomarán en cuenta en la construcción de la política minera. El desconocimiento y a la poca transparencia lastimosamente han prevalecido en las comunicaciones con la empresa consultora de la EAE.

-Como ciudadanía organizada contra la minería metálica hemos señalado con insistencia que, la tan ansiada política minera, debería abordarse en coordinación con los otros procesos de políticas ambientales que se encuentran en construcción. En la práctica, incluso a sabiendas de que la minería metálica consume cantidades exuberantes de agua, la política hídrica parece estar en construcción en un proceso aislado al de la política de minería, como si el vínculo entre ambas políticas fuera mínimo.

-Tampoco el borrador de la Política Nacional de Medioambiente ha establecido los vínculos mínimos con la actividad minera. No se ha hablado aún, en ninguno de los borradores presentados por el MARN, lo que algunos estudios sobre el impacto ambiental de la actividad minera han dicho: diariamente más de 1 millón de litros de agua serían utilizados por apenas uno o dos proyectos de explotación.

Por tanto,

Dado que la minería metálica es una industria extractiva que compromete seriamente los recursos de los ecosistemas donde opera, exhortamos a que su conformación esté incluida también en la discusión sobre políticas y programas que controlen y orienten el uso del suelo, la protección de bosques, la gestión de riesgos, etc. La gestión sustentable del territorio es imposible sin la mirada ecosistémica sobre los medios naturales que lo conforman.

La Política Nacional de Medioambiente, por consiguiente, debe garantizar que se establezca, de manera inapelable, la inviabilidad de la minería metálica. No hacerlo sería atentar directamente contra la vida de más de 4 millones de personas que habitan en la cuenca del Lempa y del cual depende más del 60% del agua que se consume en la capital salvadoreña.

¡No a la minería metálica en El Salvador! ¡Sí a la vida!