lunes, 31 de mayo de 2010

COMUNICADO DE PRENSA DE SEMANA AMBIENTAL

Las organizaciones comunitarias, religiosas, de derechos humanos y ecologistas, miembras del Movimiento Nacional Ambiental, que participamos en esta I Semana Ambiental y en la X Caminata Ecológica, expresamos lo siguiente:

1. Nos indigna el alarmante deterioro ecológico, que convierte a nuestro país en el más vulnerable del mundo. La Oficina de Evaluación y Coordinación de Desastres de las Naciones Unidas (UNDAC) confirmó recientemente que el 87.7% del territorio nacional es zona de riesgos y el 95% de la población peligra sufrir algún desastre; y el Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales (MARN) reveló que el 92% de los ríos están contaminados y que sólo del 11% de éstos puede potabilizarse el agua. A esto se suma la deforestación, contaminación del aire, desertificación del suelo, construcción de represas, efectos del cambio climático, amenaza de proyectos mineros y otros problemas causados por las políticas neoliberales. Por tanto, responsabilizamos por esta catástrofe ambiental a los gobiernos de ARENA.

2. En general, el “gobierno del cambio” mantiene este sesgo anti ecológico, a pesar de las buenas intenciones de los titulares del MARN. Más allá de presentar diagnósticos, publicar estudios de impacto ambiental, ampliar el sistema de áreas naturales protegidas y anunciar una estrategia de tratamiento de desechos sólidos, el Ejecutivo evade las problemáticas ambientales más graves. Lo demuestra su falta de iniciativa en el Parlamento para aprobar leyes de ordenamiento territorial, de agua y de prohibición de la minería, presentadas por la Mesa Permanente de Gestión de Riesgos, Foro Nacional del Agua y Mesa Nacional frente a la Minería Metálica, respectivamente. De igual forma, continuó la construcción de la represa El Chaparral y no descarta la de El Cimarrón.


3. Las demás instituciones estatales son igual o todavía más irresponsables con el medioambiente y la vida. La Asamblea Legislativa, además de no aprobar las normativas antes mencionadas, eliminó la prohibición de los productos transgénicos y se apresta a ratificar el Acuerdo de Asociación con Europa que, como el CAFTA-DR y los acuerdos bilaterales de inversión, impactará negativamente en el medioambiente. Así mismo, la Corte Suprema de Justicia genera impunidad ambiental al posponer la instalación de los tribunales ambientales, necesarios para procesar a todos los depredadores del ecosistema. Alcaldías como la de San Salvador tampoco hacen lo suficiente en las comunidades en riesgo del Área Metropolitana, ni en la descontaminación de la ciudad.

4. La política ambiental sustentable propuesta desde las organizaciones populares incluye acciones para descontaminar y proteger los recursos hídricos, gestionar los riesgos y prevenir desastres, prohibir la minería, no construir represas, promover energías alternativas, entre otras; y su implementación corresponde principalmente al Ejecutivo, pero es obligación de todo el Estado. Por tanto, exigimos al Presidente Mauricio Funes una política ambiental sustentable y participativa; al Congreso el aval a los proyectos de Ley General de Aguas, y del Subsector de Agua Potable y Saneamiento, de Ordenamiento Territorial y nueva Ley de Minería; a la Corte Suprema de Justicia la creación de los tribunales ambientales; y a las alcaldías reducción local de vulnerabilidades.

5. La I Semana Ambiental, que hoy inauguramos, se enmarcada en el Día Mundial del Medioambiente a realizarse el próximo 5 de junio y contiene actos ecuménicos, festivales culturales, jornada de evaluación del primer año de la Administración Funes, entrega de piezas de correspondencia a la Asamblea Legislativa, un tribunal popular ambiental y otras actividades que culminarán con la X Caminata Ecológica, la cual llegará hasta Casa Presidencial para entregar al Mandatario la propuesta de Política Ambiental Sustentable y ofrecerle nuestro respaldo en su implementación. Invitamos al país entero a participar en la impostergable tarea de detener la destrucción de nuestra casa para garantizar la continuidad de la vida.

MOVIMIENTO NACIONAL AMBIENTAL

San Salvador, 31 de mayo de 2010.