martes, 2 de febrero de 2010

COMUNICADO DE PRENSA Mesa Nacional frente a la Minería Metálica se presenta como querellante en Caso Marcelo Rivera

Ante la insuficiente investigación fiscal y policial de la desaparición forzada, torturas y asesinato del ambientalista Gustavo Marcelo Rivera, la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica se presenta como querellante del caso.
Gustavo Marcelo Rivera fue desaparecido el 18 de junio de 2009 y fue encontrado asesinado, con señales de torturas, en un área rural de Ilobasco, Cabañas, después de doce días de intensa búsqueda realizada por sus familiares, amigos y compañeros de lucha.
Al momento de su muerte, Gustavo Marcelo se desempeñaba como Director de la Casa de la Cultura de San Isidro, representante legal de la Asociación Amigos de San Isidro Cabañas (ASIC) y miembro de la Directiva Departamental del FMLN en Cabañas.
Su principal legado a Cabañas y a El Salvador fue su fructífero trabajo de información, concientización, organización y movilización comunitaria contra las actividades mineras. Además, su lucha por los derechos humanos y la democracia.
Hasta hoy, la Fiscalía General de la República y la Policía Nacional Civil sostiene la hipótesis de que dichos crímenes fueron por “motivos personales” y cometidos por la delincuencia común, a pesar de que su desaparición forzada, torturas y asesinato fueron precedidos por una serie de amenazas, atentados y persecuciones debido a su oposición a los proyectos de la empresa minera Pacific Rim y a las malas prácticas del alcalde de San Isidro, José Ignacio Bautista.
Investigaciones independientes arrojan fuertes indicios de que los crímenes están relacionados con el activismo antiminero y la militancia política de Gustavo Marcelo. Sin embargo, la Fiscalía y Policía se niegan a abrir líneas de investigación que lleven a la identificación de los autores intelectuales, a pesar de la creciente presión nacional e internacional.
Esta negligencia fiscal y policial en la investigación obliga a la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica a presentarse como querellante en el caso, a través de sus abogados Lic. Luis Francisco López y Lic. Héctor García Berríos, quienes aportarán elementos que buscan evitar que los horrendos crímenes contra Gustavo Marcelo Rivera queden en la impunidad.

San Salvador, 2 de febrero de 2010.