lunes, 5 de diciembre de 2011

Entrevista sobre las alternativas a la minería a gran escala

ENTREVISTA CON LA SOCIÓLOGA ARGENTINA MARISTELLA SVAMPA
"EL MODELO MINERO A GRAN ESCALA ADEMÁS DE CAUSAR MISERIA ATENTA CONTRA LA DEMOCRACIA Y LOS DERECHOS HUMANOS EN AMÉRICA LATINA"

La socióloga argentina Maristella Svampa, referente en América Latina
en el tema del modelo extractivista, en diálogo con el director del Observatorio Sociopolítico
Latinoamericano www.cronicon.net, Fernando Arellano Ortiz, en la ciudad de Buenos Aires.
(Foto Jeffey D. Arellano O)
.
(...)En el caso de la minería uno se encuentra con una suerte de figura extrema porque la misma es un modelo que sintetiza devastación institucional dado que tiene un marco jurídico que favorece ampliamente a las grandes empresas transnacionales; es un modelo de expoliación económica porque no deja ganancias en el país, lo que crea son economías de enclave como espacios socioproductivos absolutamente dependientes sin crear desarrollo endógeno, y además estimula y genera depredación ambiental. Entre todas las actividades ligadas al extractivismo la minería de cielo abierto es la más perversa en la medida en que muestra lo peor(...) 
Aquí, para leer más.

"Uno de los argumentos centrales que suelen esgrimir los defensores de esta actividad es asociar minería con creación de puestos de trabajo, señala Svampa, frente a lo cual, agrega, "suele ocultarse que los proyectos mineros a gran escala generan una demanda intensiva de trabajo en las fases iniciales que crea la ilusión de trabajo permanente. En realidad, la minería de gran escala se caracteriza por ser una de las actividades económicas más capital-intensivas. Por cada 1 millón de dólares invertido, se crean apenas entre 0,5 y 2 empleos directos. Cuanto más capital-intensiva es una actividad, menos empleo genera, y menor es la participación del salario de los trabajadores en el valor agregado total que ellos produjeron con su labor: la mayor parte es ganancia del capital".
Aquí, para leer más.

(...)En la actualidad no hay país latinoamericano con proyectos de minería a gran escala que no tenga conflictos sociales suscitados por las empresas mineras o los gobiernos con las comunidades. Se pueden observar los casos de México, varios países centroamericanos como Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá; en Suramérica, Ecuador, Perú, Colombia, Brasil, Argentina y Chile. Según el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL) existen actualmente 120 conflictos activos que involucran a más de 150 comunidades afectadas a lo largo de toda la región. En Perú, donde más acelerada y descontroladamente se ha dado la expansión minera, los conflictos por esta actividad concentran el 70% y éstos a su vez, representan el 50% del total de conflictos sociales en ese país (...)
Aquí, para leer más.